NOTICIAS
CONFERENCIAS EPISCOPALES DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Martes 24 de Febrero del 2015
Carta al pueblo Paraguayo por la próxima visita de SS. el Papa Francisco

La Conferencia Episcopal Paraguaya espera la visita apostólica del Santo Padre Francisco el mes de julio del 2015. Como parte de la preparación de lo que será la fiesta religiosa más grande de esta nación, los Obispos paraguayos están elaborando una serie de documentos alusivos a la visita como la “Carta al Pueblo Paraguayo por la Visita de Su Santidad el Papa Francisco”, hecha pública el pasado 20 de febrero.

Texto:

Bienvenido mensajero de la alegría y de la paz

Con inmensa alegría y profunda emoción nos disponemos a preparar nuestros corazones, nuestro hogar y familia, nuestras comunidades eclesiales y nuestra Nación para recibir al Papa Francisco, mensajero de la alegría y de la paz.

Él sale de Roma y viene al Paraguay para encontrarse con nosotros y confirmarnos en la fe en Jesucristo. El Papa Francisco ha mencionado varias veces su gran aprecio hacia el Paraguay por su historia, su cultura y su gente y especialmente ha expresado su gran estima por la mujer paraguaya.

Esta visita misionera del Vicario de Cristo se constituye en un tiempo de gracia y de esperanza para nuestro pueblo y para nuestra Iglesia en el Paraguay.

El Santo Padre sabe y aprecia que le  hemos dedicado un Trienio a la evangelización de las familias, en un esfuerzo mancomunado de todas las diócesis del Paraguay. Con el lema “Misión Permanente en el Paraguay Evangelizar la familia” la acción pastoral prioritaria con la iglesia doméstica, base y fundamento de la sociedad, es confirmada por el Papa Francisco que ha puesto a toda la Iglesia en el mundo en camino sinodal para discernir y asumir los desafíos pastorales de la familia hoy.

La visita apostólica del Papa Francisco nos alienta en la esperanza de que propiciará una profunda transformación interior, que sólo será posible mediante una auténtica conversión a Cristo, asumiendo y viviendo sus enseñanzas, sus actitudes y los valores del Reino de Dios (cfr. Mt 4, 17).

Los paraguayos debemos sentir el efecto transformador de esta visita apostólica del Santo Padre en todos los aspectos de la vida. Esperamos un cambio de mentalidad y de estilo de vida. Muchos aspectos de nuestras costumbres deben mejorar. Nuestra fe debe ser práctica, viviendo la palabra del Señor, especialmente a partir de este tiempo de cuaresma que hemos iniciado.

Es necesario asumir el Evangelio para que nuestro modo de pensar y de actuar refleje los valores del Reino de Dios: la honestidad, la solidaridad, la fraternidad, la concordia, la justicia y la verdad. Todo esto solo será posible si cumplimos con el mandamiento fundamental de nuestra fe que consiste en amar a Dios y al prójimo, y así demostrar nuestra fidelidad a la Iglesia y nuestra lealtad a la Patria.

Para que la conversión sea posible, los obispos nos comprometemos a revisar nuestro ser y quehacer como Iglesia; nuestra evangelización, nuestro testimonio, nuestras estructuras y nuestros métodos pastorales. Queremos asumir la propuesta del Papa Francisco y acompañarlo en su sueño: ¡que toda la Iglesia sea más misionera! Nuestra Iglesia en Paraguay ha de crecer en cantidad, en calidad y en santidad. Para ello será necesario impulsar una nueva evangelización.

El Papa Bergoglio nos visita en el año dedicado a la Vida Consagrada al servicio del Reino de Dios. Anhelamos que su presencia, su carisma y su testimonio, junto con los pastores de nuestra Iglesia local, suscite en el seno de las familias paraguayas buenas y santas vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa.

Recemos por esta visita apostólica y misionera del Sucesor de San Pedro. Los obispos les exhortamos a una preparación espiritual, en forma sencilla, a nivel personal, familiar y comunitario, para que esos días con el Papa Francisco sean jornadas de muchas bendiciones para todo nuestro pueblo.

Es posible crecer en perfección. Aprovechemos este momento de gracia para todos. Les invitamos a unirnos en la oración del Padre Nuestro, pidiendo que venga su Reino y que se haga su Voluntad, y recemos el Ave María todos los días y la oración por nuestro querido Santo Padre, el Papa Francisco, preparando su visita.

Que Dios Todopoderoso en el amor y la misericordia nos bendiga en este momento histórico que vive nuestra Iglesia y nuestra Nación. Nos encomendamos a la maternal protección de la Virgen de los Milagros de Caacupé y a la intercesión de San Roque González de Santa Cruz y Compañeros mártires.

Les saludamos y bendecimos a todos.

Los Obispos del Paraguay
Asunción, 20 de febrero de 2015.

Conferencia Episcopal de Paraguay 



CONSEJO EPISCOPAL LATINOAMERICANO
 
Dirección: Carrera 5 Nº 115 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
Teléfonos: (57)(1) 587 97 10 - Fax: 57)(1) 587 97 17
Correo Electrónico: celam@celam.org