NOTICIAS
CONFERENCIAS EPISCOPALES DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Miercoles 05 de Agosto del 2015
Iglesia chilena pide que Reforma Laboral mejore condiciones de justicia social
La Pastoral Social Caritas de la Conferencia Episcopal de Chile, representada por su director, Lorenzo Figueroa, y el director de la Pastoral de Trabajadores, Guillermo Sandoval, presentan en el Parlamento sus puntos de vista sobre el proyecto de Reforma Laboral que se encuentra en segundo trámite Legislativo.

La comisión de Trabajo del Senado acordó extender para este martes 4 de agosto las audiencias destinadas a escuchar las diversas visiones de personas naturales y organizaciones, con respecto a la iniciativa. Entre ellas se ha hecho presente el Área Pastoral Social Caritas del Episcopado y una de sus comisiones, la Pastoral de los Trabajadores.

La invitación que hace la Pastoral Social de la Iglesia a los parlamentarios es a poner énfasis en cuatro temas vinculados con la cuestión laboral:
1. La familia
2. Los jóvenes
3. La capacitación
4. El diálogo social

La familia, porque es el espacio donde nace la comunidad, donde se educan los valores cívicos y culturales, donde se incuba la democracia, donde se construye nación, además del lugar donde se transmite la fe. El trabajo permite formar familia, y eso suele ser olvidado al momento de legislar en lo laboral. 

Los jóvenes, porque todo pueblo se proyecta a través de ellos hacia el futuro. Cuando no hay un lugar o un trabajo para ellos, la sociedad entera es la que vive en una situación de violencia, porque sólo la justicia genera paz.

La capacitación, porque en la sociedad actual es el conocimiento el factor clave del progreso y la movilidad social. Los trabajadores deben enfrentar nuevos desafíos permanentemente. Sin capacitación, vamos dejando en el camino a personas humanas como si fueran “descartables”. 

Nos preocupa, por último, que el trabajo sea también un ámbito de convivencia cívica, donde sea posible participar en la construcción del futuro propio y del futuro de la empresa y de la sociedad. La Iglesia, desde la revolución industrial, viene sosteniendo que los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a participar en la gestión y las utilidades de la empresa. 

Estos puntos, son los que parecen centrales al analizar el proyecto de reforma laboral, en el contexto de la agenda señalada por el Gobierno. Considerando, además, la importancia de aumentar la participación de la mujer en el trabajo, lo que es una condición para salir de la pobreza. Así como también, es primordial otorgar mejores oportunidades de empleo a los jóvenes. 

En su presentación, Guillermo Sandoval enfatiza sobre la relevancia de una reforma laboral que apunte a mejorar las condiciones de justicia social, sin la cual no es posible la paz social.

En tanto, Lorenzo Figueroa, manifiesta que “la modernización y democratización del país requiere asumir una reforma laboral que reconozca la dignidad del trabajo, de los trabajadores y trabajadoras, fomente la negociación colectiva y se fortalezca la actividad sindical. Esta es una contribución a un desarrollo equitativo”. 

Los representantes de la Conferencia Episcopal estiman necesario "hacer notar con claridad que a la Iglesia universal y a la Iglesia chilena le interesa un protagonismo verdadero de todos los integrantes de las relaciones laborales, y en ese sentido recordamos con el papa Benedicto que la sindicalización ha de ser respetada, hoy más que ayer, dando ante todo una respuesta pronta y de altas miras la urgencia de establecer nuevas sinergias en el ámbito internacional y local. No cabe duda que la negociación colectiva es una de las formas de mejorar la distribución del ingreso. La experiencia internacional y la propia experiencia chilena indican que hay mejor distribución del ingreso en aquellos lugares donde se negocia colectivamente. Para desarrollar adecuadas negociaciones colectivas, es preciso fortalecer la organización sindical y mejorar los espacios para que se produzca la negociación colectiva”. 

Otro de los llamados efectuados por los representantes de la Pastoral Social Caritas y la Pastoral de Trabajadores de la Conferencia Espiscopal es a que los legisladores consideren pensar en dos líneas que no están en el proyecto de reformas: por una parte, la situación de los trabajadores del sector público, incluido de las municipalidades, tanto en cuanto a procesos de negociación colectiva, que existe de hecho, así como también en la necesidad de terminar con la odiosa práctica del trabajo a honorarios.

Por otra, señalan como relevante destacar que las actuales reformas se refieren a un tipo de empresa que se encuentra en transición a otra que da cuenta del cambio de época: una empresa de tiempos de la sociedad la información y del conocimiento, que deja atrás un modelo de producción al que esta reforma parece dirigir sus respuestas. La nueva forma de organización del trabajo requerirá en breve una organización jurídica diferente en materia laboral. 

La presentación concluye enfatizando que ”la Iglesia siempre estará disponible para trabajar en aquellos aspectos que apunten a reconocer a la dignidad del trabajador y la trabajadora. Ellos son hijos e hijas de Dios. Esa es la fuente de su dignidad y por eso nosotros no podemos sino trabajar para que se promueva su respeto”.


Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas



CONSEJO EPISCOPAL LATINOAMERICANO
 
Dirección: Carrera 5 Nº 115 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
Teléfonos: (57)(1) 587 97 10 - Fax: 57)(1) 587 97 17
Correo Electrónico: celam@celam.org